Ultimatum

Recuerdo el día en que las arañas salieron de sus agujeros y cubrieron la superficie de la luna. Los telescopios de la NASA capturaron en video de alta definición a las olas de criaturas, arrastrándose como un líquido hasta donde el cuadro alcanzaba. Eran tan grandes como carros. Distinguir la forma de una sola, de entre la multitud, me llenó de asco por días.

Los temblorosos meses siguientes, la humanidad reaccionó a la presencia de formas de vida en el sistema solar, no en una remota luna como Titán, no en algún planetoide inhóspito del cinturón, sino en nuestro propio satélite. Muchos querían cristalizar el polvo de la superficie con cabezas nucleares. Otros querían la paz. Algunos los creían dioses.

Yo dejé de mirar hacia arriba por la noche: el rojo marrón de las criaturas se había devorado al conejo entero.

CNN transmitió a las criaturas, construyendo navíos por medio de un tipo de tecnología que de sólo mirarla nos hizo sentir a todos minúsculos, idiotas. Eran inteligentes, mucho, mucho más que nosotros. Esto bastó para que países enteros entraran en pánico con solo pensar que venían para acá.

Recuerdo el día en que hicieron contacto. El mensaje se conformaba por una sinfonía gutural punteada por clics de una tesitura espesa, como de chocar un hueso contra otro. Máximas autoridades de la rama de la lingüística fueron sacados de sus universidades a lo largo del mundo para traducirlo.

Dos semanas después, la tintura rojo marrón fue cediéndole paso al blanco lechoso que casi habíamos olvidado que se ocultaba detrás, el conejo volvía, los monstruos abordaban. La tierra entró en alerta. Los ejércitos de todas las naciones estaban tan preparados como se podía. Las naves se alejaron de la luna y de la Tierra, se volvieron puntos minúsculos y desaparecieron.

El siguiente día, ayer, el equipo apareció en una rueda de prensa, había logrado una traducción suficiente, esas fueron las palabras del líder de investigación. Las manos le temblaban. El mensaje se emitió en todas las lenguas del mundo, en cada rincón del globo:

Corran por sus vidas.

Anuncios

es un tipo algo aburrido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: