Un correo electrónico (2014):

DE: Juan Luis D[editado] M[editado]

PARA:”Desarrollo Empresarial 1″ [direcciones editadas];”Desarrollo Empresarial 2″ [direcciones editadas]

CC: ainternos@[editado].org.mx; seguridad@[editado].org.mx; soporte@[editado].org.mx

ASUNTO: RE: The Rake, en español

Estimados todos:

Como se los hice saber en la última reunión, el señor Eduardo [editado] ha dejado de pertenecer a nuestro equipo de trabajo desde el momento en el que los lamentables hechos del pasado sábado se suscitaron, teniéndolo a él como presunto responsable del tiroteo y las subsecuentes muertes y lesiones derivadas de este lamentable hecho. Durante mi carrera como director del departamento de producción Empresarial en [editado], han sido verdaderamente pocas las ocasiones en las que algún elemento de mi equipo ha manifestado un cambio de comportamiento tan inusual, repentino y desprovisto de explicación como en el presente caso y es por ello que antes de entrar a tema deseo reiterarles la presencia de los servicios de atención médica especializada a la que tenemos derecho TODOS, gracias a la póliza de servicios médicos con cobertura extendida que se nos ha facilitado por aprte de la empresa. Los exhorto a todos a hacer uso de los mismos de manera oportuna, de buscar el apoyo de sus famila y amigos y de atender cualquier cosa inusual que puedan llegar a enfrentar; su salud física y metnal es su responsabilidad.

Muchos de ustedes tal vez lo sepan, pero el mencionado sigue prófugo. Debido a la gravedad de los hechos y debido también a que formó parte de nuestro equipo de trabjo por tanto tiempo, es mi deber informarles que las autoridades han involucrado en su investigación de los hechos a la compañía solicitándonos nuestra colaboración en toda información que pueda llevarnos a la captura de su compañero; si alguno de ustedes ha mantenido comunicación con él o sabe donde se encuentra, lo invito a confesar ahora y ahorrarse el agravio de responder legalmente por un caso de complicidad no admitida, SEAN RESPONSABLES. Les solicito así mismo, eliminar el archivo adjunto que el mencionado mandó antes de desaparecer, dado que el mismo se encuentra ya en posesión de las autoridades y su contenido es considerado evidencia circunstancial de los hechos ocurridos este sábado. Mis oraciones van hacia la familia de las víctimas, así como a la propia familia de Eduardo.

JLDM

 

DE: Eduardo [editado]

PARA: “FAMILIA” [direcciones editadas]; “TRABAJO1″[direcciones editadas]; “CLIENTES CLASE 1” [direcciones editadas] “TRABAJO 2” [direcciones editadas]; “UNIVERSIDAD1” [direcciones editadas]

ASUNTO: The Rake, en español.

He pasado algunos meses pensando en todo esto, todavía no estoy seguro de lo que voy a hacer. Aún no estoy seguro de si es necesario hacer alguna cosa o si me pasa algo. Es por eso que me he decidido a escribirles este correo. Una cosa es segura, no puedo volver a donde estaba, a lo que era, a lo que creía. Escribo esto sobre todo para todas las personas que me conocieron y que pudieron llamarme amigo, ustedes saben quién soy, que tan en serio puedo tomarme algo y qué tan difícil es que haga una broma tan pesada… no sé qué es lo que me espera ni hacia donde voy, todo lo que puedo hacer es confiarles lo que he conseguido, lo que sé y desearles toda la suerte del mundo.

Quién sabe, tal vez, como me dijo mi esposa antes de subirse al taxi con los niños, me esté desconectando de la realidad objetiva, por mucho que quiera pensar que estoy completamente cuerdo y que las decisiones que estoy a punto de tomar son, al menos desde mi punto de vista, racionales; que cualquiera en mis zapatos hubiera comprado la semiautomática que ahora descansa junto a mi cama después de saber y haber visto lo que ahora sé y he visto, lo que él me ha mostrado.

Fui vecino, desde que llegué al coto donde vivo, de una madre soltera de dos niños pelirrojos. No soy la clase de tipo que hace parrilladas para el resto de la cuadra, rara vez paso más allá de la línea de dar los buenos días y las buenas tardes a quien me encuentro de paso, pero las cosas con Laura fueron distintas desde que fue a tocar mi puerta para pedirme una llave perica. A algunos de ustedes los habrá contactado mi esposa contándoles sobre ella… piensen lo que quieran, pero Laura fue mi amiga, y de verdad me entristecí cuando los niños se perdieron.

Laura no volvió a ser la misma. No la culpo. Cualquiera que termine perdiendo a sus hijos puede entender su enorme dolor y eso sin saber nada de cómo fue que los perdió. Ese fue el cotilleo durante varias semanas entre los vecinos. La mayoría creía que había sido ella misma quien les había hecho algo, algunos se atrevieron incluso a imaginar que los había envenenado y escondido sus cuerpos en alguna parte, mi esposa por ejemplo.

Yo le creí. Intenté escucharla. Sus hijos iban a escuelas privadas, sabían inglés y pasaban la mayor parte del tiempo en casa, en las computadoras:  se habían aficionado a un tipo de historia de terror que es fácil conseguir en línea hoy en día y que para más señas se conoce como creepypasta. Laura, de comienzo, vio en esto nada más que un hobbie inofensivo, como quien se enamora de los cuentos de Poe o de las películas de terror; pero entonces sus hijos leyeron una historia llamada The Rake.

Quien me conoce sabe que no soy una persona sugestionable y que no creo en fantasmas, dios o cualquier otra sandez que nos haya legado el oscurantismo; al contrario, soy asiduo de la ciencia que me ha dado techo y comida para mí y mi familia. Laura me contó haber visto una cosa en el pasillo, junto a la puerta de sus hijos, la noche que desaparecieron. La criatura la miró y entró corriendo a cuatro patas a la habitación de los niños. Ella corrió tras ella y pudo ver cómo atravesaba de un salto la ventana.

El cuarto de los niños estaba vacío. Llamó a la policía y reportó lo que había visto. La policía no le creyó. Nadie le creyó. La policía le dijo, después de escuchar su historia, que debía de esperar al menos una semana para poder levantar el reporte de desaparición; para ellos, la ventana rota pudo haber significado la fuga de los niños y la fuga, que los niños escapaban de su madre por alguna muy buena razón.

Se llama The Rake, me dijo la última vez que atendió a la puerta. Su nombre no significa nada, porque él no significa nada. Es un vacío… un vacío infinito; su nombre es simplemente la forma que la mente de los seres humanos eligió, al azar, en un proceso de locura, para denominarlo como entidad, pero no es traducible, no es “el rastrillo”; es más bien un nombre que se le dio por accidente, me dijo, y comenzó a reír como hace la gente loca en las películas antes de azotarme la puerta en la cara.

Laura se prendió fuego a sí misma o al menos eso es lo que las autoridades concluyeron. En la casa encontraron tres cadáveres. Antes, se dedicó a investigar todo lo que pudo de la criatura. En el folklor de las antiguas tribus de nuestra especie, existen  entidades que no deben ser nombradas, para las que se construyen motes con la finalidad de evitar pronunciar su verdadero nombre: el impronunciable, el que no debe ser nombrado, es lo que esos motes suelen significar en esas antiguas lenguas.

La noche del incendio, llamaron a mi puerta y dejaron un paquete con una carta unida por fuera, con cinta adhesiva. Leí lo que contenía y comencé a sentir ese frío extraño durante las madrugadas y comencé a comprender lo que le pasó a mi amiga. Pronunciar el nombre de esas antiguas entidades a las que nuestros antepasados temían, trae a lo menos, mala suerte; es por sí misma una invocación. Es algo, creo, relacionado con la forma en la que el lenguaje responde a nuestros pensamientos.

He dedicado las tres últimas noches a transcribir todo lo que Laura me dejó en la puerta y todo lo que he logrado investigar. Al principio, quise pensar que seguí investigando sobre la criatura por buscar una forma de despedirme de mi amiga, de lidiar con mis propios problemas. A veces, cuando me deja soñar, sueño que estoy en el cuarto de mis hijos, donde quiera que se encuentren, y que puedo sentarme a los pies de su cama para verlos, de la misma forma que esta criatura lo hace conmigo.

Estoy exhausto. Se los advierto, una vez que comiencen a pensar en él, no hay marcha atrás. Aparecerá una noche, sentado a los pies de su cama, mirándolos. No podrán moverse, no podrán hablar, comenzarán a preguntarse por lo que quiere, por lo que significa… y entonces será muy tarde. A veces pienso que eso es todo lo que le importa. Observarnos, desde los resquicios que nuestra propia cognición no es capaz de iluminar. Borren este mensaje, me está olbisadsdflkjlasdddddds

s

Transcrito desde una hoja de papel unida a un paquete de documentos con cinta adhesiva (2014):

Eduardo:

Hace un par de años mis hijos se volvieron lectores asiduos de un tipo de cuento fácil de encontrar en internet denominado creepypasta. Las conoces, aunque no sea con ese nombre, es el mismo juego que tú jugaste con tus amigos cuando eras un niño y el mismo juego que tus padres jugaron con sus amigos cuando ellos también eran jóvenes: el juego de asustarnos entre nosotros, con historias de seres que salen del closet y de debajo de la cama, de espectros que asoman desde los ojos vacíos de las casas en ruinas. Ahora formo parte de una de esas historias, más antigua que los números con los que contamos el tiempo.

Sé lo que se dice de mí y lo que tú mismo sospechas sobre el paradero de mis hijos, no es difícil imaginarlo. Les dije la verdad a todos: esa cosa, lo que sea, por el motivo que quieras, se los llevó. La policía no me creyó. La prensa no me creyó. Mi propia familia y el padre de los niños (un corredor de bolsa hijo de puta que hubiera seguido pagando la pensión alimenticia si no lo hubiera llamado) no me creyeron. Sé que tú tampoco lo harías, pero también sé que tú eres mi amigo y no se me ocurre nadie más que pueda tomar en serio lo único que voy a dejar en esta vida cuando desaparezca.

Por favor perdóname. Tengo la esperanza de haberme vuelto loca. Lo comprobarás tú mismo, si quieres. Aquí está todo lo que sé de él; lo que cualquier persona puede leer y que es suficiente para terminar abriendo los ojos una noche, a la mitad del sueño, y encontrarlo delante de tu cama, observándote; lo que mis hijos leyeron y que me ha llevado a mí a tomar la decisión de no esperar a descubrir qué es lo que quiere y el motivo por el que nos observa noche tras noche. Que no te engañen los testimonios, los bocetos y los videos. Lo que ves es sólo lo que quieres que vea. No es un animal, es un vacío,uno interminable y puede ser que eterno. Ha estado aquí desde mucho antes de que nosotros fuéramos capaces de alimentar nuestro propio fuego y seguirá aquí cuando la última llama de la última estrella se extinga.

¿Para qué? Sólo él lo sabe.

Ojalá que ahora estés leyendo solamente mis desvaríos, que mis hijos estén bien, que yo no sepa nada. Si no, entonces la advertencia vale su peso: anoche dijo tu nombre, Eduardo. Mis hijos lo escucharon decir el mío, lo sé porque lo anotaron en una de sus computadoras. Su voz es un eco sin timbre, como un charco de agua o un aullido que parece formar palabras por accidente, su voz es un pozo sin fondo, como sus ojos, como sus manos heladas…

Ten cuidado. Quema este paquete si lo consideras prudente. No te enteres de nada si lo consideras prudente. O ayúdame a saber, a entender en donde están y qué les pasó.

L.

Recuperado de la computadora de uno de los hijos de Laura, (2013):

Hacia finales de 2010 un hilo de discusión publicado en 4chan atrajo la atención de los usuarios del foro bajo la premisa de “crear un nuevo monstruo”; tras varias propuestas y esbozos supuestos de su nueva criatura, la discusión anónima había dado con algunos puntos generales sobre un comportamiento pasivo, de observación, cercana a cualquier asentamiento humano similar a un suburbio que sólo ataca en el caso de que se sienta amenazada y que es capaz de provocar alteraciones en la realidad próxima a donde se encuentra; de forma humanoide y capaz de andar a 4 patas, manos en forma de zarpas, aspecto lampiño, tres ojos en el rostro y una boca apenas esbozada.

Las distintas actualizaciones de la criatura fueron moderando sus rasgos faciales hasta llegar a la “apariencia de un perro sin piel, o herido”; posteriormente, en un blog personal de something awful, alguien publicó un esbozo inicial de una historia sobre la criatura siguiendo los puntos principales acordados durante esos hilos de discusión. Si ese esbozo inicial era o es un esfuerzo colectivo, es algo que el posteador original nunca aclaró: lo que queda claro es que posteriormente, varias secciones fueron añadidas con la finalidad de hacer que la historia pudiera leerse como una colección de textos de distintos orígenes, más o menos organizada, que da cuenta del paso de la criatura desde la duodécima centuria de nuestro milenio.

Asumiendo que la criatura sea real, el hecho de que su apariencia haya sido “confeccionada” por un colectivo anónimo es lo de menos: si la criatura navega a través de la sugestión de la mente humana, nada más sencillo pudo haber ocurrido que la reproducción más o menos fiel de la misma, empleando como lienzo la colaboración colectiva de varias mentes buscando dibujar o crear un ser hostil y universalmente escalofriante, de la misma manera en que alguien puede provocar que un tercero reproduzca una mentira enorme, supliendo algunos puntos principales y permitiendo que los espacios vacíos sean suplidos por algún incauto.

¿Es posible que alguna clase de entidad pueda moverse a través de las mismas fuerzas que provocan nuestra cognición, nuestra fé? Esto llevaría a The Rake a ser más una clase de ser parasitario que se manifiesta, precisamente, con la finalidad de que su imagen pueda ser reproducida en un esquema similar al de boca en boca; una ecuación de rasgos funestos que por mucho que pueda ser sujeto a las leyes del azar terminará cayendo con las caras correctas en alguna de sus probabilidades.

Posterior a su difusión por distintos medios electrónicos como bitácoras personales e incluso muros en redes sociales, la criatura ha demostrado cierta resiliencia a ser olvidada delante de otros mitos asociados a la creepypasta: es parte de la ya icónica serie, EverymanHYBRID y su tendencia en línea ha llegado a un auge durante el comienzo de la primer década de este siglo. Traducciones a otras lenguas, han venido a comprobar un fenómeno adicional: el reto de traducción semántica que representa su nombre queda expuesto en el momento en el que el hablante en español comprende que no encontrará una explicación sobre su nombre, que la criatura tiene poco o nada qué ver con un rastrillo. ¿De dónde viene, entonces su nombre, de dónde viene la descripción de su complexión y cómo es que se explica la facilidad con la que la imagen se entreteje en la imaginación de cualquiera que se encuentra expuesto al fenómeno?

Transcrito de una captura de pantalla de un blog sin actualizaciones ([editado].blogspot.com, 2012):

Tengo mucho miedo.

Esa cosa ha estado ahí por más de una semana. Una silueta en la ventana. No tiene ningún rasgo. Es como si alguien hubiera forrado de piel un molde humano. Está atravesando el cristal de alguna forma. No sé cómo llegó ahí. No sé cómo quitarlo.

Al principio pensé que se trataba de alguna broma, un muñeco o un maniquí que algún idiota puso ahí para asustarme. Pero cuando salí de mi casa para quitarlo de la ventana… no estaba ahí. Supuse que alguien lo había ocultado al verme salir de la casa, pero cuando regresé y miré desde dentro por la misma ventana, estaba mirando hacia adentro, me estaba mirando. Caminé por mi casa, gritando a quien quiera que estuviera haciendo esto, que saliera, pero no había nadie. La cosa no tiene cabello y está desnuda. No parece que en realidad tenga ojos, o incluso una cara. Pero su cara se gira hacia mí cuando entro en mi habitación. Cuando me siento en la computadora puedo sentir una especie de odio, una especie de respiración pesada sobre mi nunca; al mirarlo de nuevo está mirando hacia otro lado.

El jueves intenté abrir la ventana. Está atorada. Creo que la cosa está deteniéndola con las manos. Vi su rostro de cerca, vi sus ojos de cerca. Son dos cuencas vacías, sin fondo. Tiene un hocico, pero apenas se alcanza a dibujar sobre su piel tan pálida. Me miró. Me pareció que sonreía.

Tomé impulso y le solté un puñetazo al cristal, estaba decidido a enfrentar esa cosa. Sé que soy suficientemente fuerte. Ese cristal debió, al menos, rajarse.

No lo hizo. Tembló bajo mi puño, pero no se rompió. Me pareció que la sonrisa crecía y crecía, hasta que me dio la impresión de que su rostro se partiría por la mitad. Levantó su propia mano y palmeó el cristal con ella. Se estaba burlando de mí. Entonces vi una fractura leve abrirse paso por la mitad del vidrio. Retrocedí.

No había forma de que pudiera estar en el mismo cuarto que esa cosa.

Así que compré una cinta de aislar y cubrí la ventana con ella. Lo hice sin mirarlo. Estaba a punto de orinarme de miedo sólo pensando en que me estaba mirando mientras pegaba la cinta. No pude evitarlo. Le di un vistazo rápido, rapidísimo.

Estaba enojado.

Ahora la sonrisa era un gruñido de guerra. La piel se había recorrido de su hocico y podía ver un interior cavernoso detrás de una hilera de dientes aserrados. Un temblor recorrió la casa y la grieta minúscula comenzó a extenderse más allá de la ventana. Jalé parte de la cinta. El temblo cesó, la grieta volvió a ser minúscula y el ser comenzó a sonreír de nuevo.

Es de noche. El ruido no ha vuelto. No hay nada: ni ruidos, ni temblor, ni crujir de cristal. Todo está tranquilo ahora.

Pero puedo sentir sus garras ajustándose sobre la piel de mi asiento. Puedo escuchar su piel gris abriéndose mientras sonríe.

Está mirándome escribir.

The Rake, en español (2010):

Durante el verano de 2003 se suscitaron hechos hacia el noreste de los Estados Unidos que involucraron a una extraña criatura antropomorfa y que atrajeron la atención de la prensa local hasta que una aparente operación de limpieza ordenada por lo que jamás llegará a ser más que un poder fáctico, lo silenció todo. Poca o nada de información fue dejada intacta, en tanto los recuentos sobre la criatura desaparecieron por completo de sus direcciones en línea y las fuentes autorizadas que llegaran a publicar el material comenzaran a negar, hasta la fecha, la existencia del mismo.

Enfocado en el área rural de Nueva York, cientos de testimonios se amontonaron relatando el encuentro con esta extraña criatura. Las emociones descritas durante estos encuentros oscilan entre la descripción de un evento traumático, un momento de ansiedad y miedo y un sentido casi infantil de curiosidad y juego. Mientras que los testimonios han desaparecido, el poder de su recuerdo provocó que varias instancias independientes se dieran a la tarea de investigar en ese mismo año.

Hacia comienzos de 2006, un esfuerzo colaborativo acumuló más de dos docenas de documentos fechados entre el siglo XII y los días presentes, saltando entre 4 continentes. En todos los casos, las historias presentaban puntos idénticos. He estado en contacto con un miembro del grupo de investigación que ha recopilado este material y es así como he conseguido los siguientes fragmentos del libro que se busca publicar en el siguiente año, en cuanto una editorial asuma los riesgos que tal vez implique.

Diario personal de Dylan K[editado]d (1997):

<>

5-7-97

Miz mierdxz de penzamintxz

PENZAMINTXZ

Hey…. Quéondi… jejejejejeeee… ¿sabes lo qué es raro? Todo el mundo conoce a todo el mundo. Te lo juro, me dejan fuera y todo el mundo está conspirando contra mí… checa… (esto no es bueno, pero necesito escribir, así que…….)

Los límites conocidos del tiempo… los límites conocidos del espacio… el humano promedio sabe que estos son los ejes de su existencia… y aún así el pensador, el distante, el creyente, ayuda al hombre: “No pienses en dos dimensiones”, dice el pensador. “Piensa en 3, tu mundo está concebido en 3 dimensiones, como el mío: X, Y, Z. Aún así, yo, cuya mente está más abierta, veo mis 3 dimensiones, mi renio de pensamientos: Tiempo, Espacio, PENSAMIENTOS.
El pensamiento es lo más poderoso que existe -todo lo imaginable puede ser producido, cualquier cosa, de cualquier forma, es posible, incluso en tu mundo físico.” Tras este sermón, el hombre común se siente confundido, vacío y desenfocado. Esas son las mejores emociones para reflexionar. La verdadera diferencia en un pensador real, es que este explorará esas emociones y lo que las causó.

Otro… un sueño.

Millas y millas de pasturas interminables, como trigo. Una granja, el resplandor del sol, una felicidad absoluta por sólo estar ahí, Absolutamente nada malo ha pasado aquí, todo lo contrario, 180° a una vida normal. No hay consciencia de ti mismo, fantasía pura, inexplicable fantasía, el único reto es la ausencia de retos… y entonces… dos ojos me miran, desde la oscuridad de mi cuarto… no se parecen a nada… son dos pozos sin fondo… y entonces una voz, una vibración que viene de más allá… BAM! Este es el mundo, el mayor castigo del mundo: la vida.

therake_4

Una nota póstuma recuperada del archivo muerto de homicidios del departamento de policía de Nueva York (1964):

Anoche me soñé acuclillado en el pasillo de una casa. Mis manos estaban llenas de sangre. Una mujer apareció en el pasillo y me miró durante un minuto o dos, entonces dio un grito enorme, que me hizo correr, saltar por una ventana.

Cuando desperté, él estaba ahí, mirándome.

He decidido terminar con mi vida. Tengo una idea o dos sobre cómo hacerlo, pero no me atrevo a hacerle daño a nadie más. Sin importar lo que él me diga.

Los he enviado a todos a un día de campo. Sé que será la peor sorpresa del mundo, pero esto es preferible.

Todo está listo para terminar con esto, quiero mitigar mi culpa y el dolor que estoy a punto de provocar. No es culpa de nadie más que de él. Sentí su presencia, al despertar a la mitad de una noche. Otra, pude verlo, acercarse a mi cama. Hace poco escuché su voz y miré sus ojos. No puedo dormir imaginando lo que me espera si permanezco en este mundo una noche más. No puedo arriesgarme a volver a despertar. Adiós.

Al margen de una biblia franciscana (1880):

¡El horror más grande de la vida! ¡El más grande que haya de sentirse! : he visto sus ojos mientras cerraba los míos. Están vacíos. Negros. Llegan hasta el fondo de mí alma. Su mano helada, húmeda. No volveré a dormir. Su voz [ilegible].

Una nota encontrada en uno de los camarotes del Mary Celeste, junto a dos sobres dirigidos a William y Rose (1872):

Querida Linnie,

Rezo por ti. Ha dicho tu nombre.

Cuaderno de bitácora: 1691

Ha venido a mí durante mis sueños. Una sensación a los pies de mi cama. Se llevó todo. Debemos regresar a Inglaterra. No debemos regresar aquí de nuevo, The Rake lo demanda.

De un testigo: 2006

Tres años atrás había regresado de un viaje a las cataratas del Niágara con mi familia, para celebrar el 4 de Julio. Todos estábamos exhaustos, habíamos manejado todo el día, así que mi esposo y yo acostamos a los niños y nos fuimos a dormir.

A eso de las 4 de la mañana, me desperté pensando que mi esposo se había levantado para usar el baño. Aproveché el momento para recuperar las cobijas y lo desperté por el jaloneo. Me disculpé y le dije que creía que se había levantado. Cuando se dio la vuelta para verme, gimió de sorpresa y levantó los pies tan rápido que sus rodillas casi me tiran de la cama. Me sujetó y se quedó callado.

Mi vista se ajustó a la oscuridad en unos segundos y entonces pude ver lo que había provocado su reacción. En los pies de la cama, sentado y como curioseando por el cuarto, estaba lo que parecía ser un anciano desnudo o un perro enorme, sin pelo. Su cuerpo parecía desencajado, como si lo hubieran atropellado o algo. Por alguna razón, no me asusté de inmediato, sino que más bien sentí una lástima muy profunda por él. Aún seguía un poco dormida, y tenía esta sensación de que se supone que debíamos de ayudarlo.

Mi esposo estaba mirándolo por encima del hombro, trabado en una posición fetal, me miraba y luego regresaba la vista a la criatura.

En un movimiento que me pareció borroso, la criatura se levantó de la cama y se delizó rodeando la cama hasta quedar a pocos centímetros de la cara de mi esposo. La criatura se quedó ahí, inmóvil y en silencio por lo que me pareció un minuto o tal vez más, como estudiando el rostro pálido de mi esposo. Entonces tocó una de sus rodillas y corrió fuera del cuarto. Al pasillo que llevaba al cuarto de los niños. Grité y corrí a encender la luz, mi esposo corría tras de mí, teníamos que llegar a los niños antes. Al llegar al pasillo la luz del cuarto me bastó para verlo inclinado sobre algo. Se dio la vuelta. Estaba cubierto de sangre. Encendí la luz y vi a mi hija Clara.

La criatura bajó por las escaleras mientras mi esposo corrió a levantar a nuestra hija. Estaba malherida y habló una vez más en su corta vida: ella dijo: él es The Rake.

Mi esposo sumergió su carro en un lago esa noche, intentado llegar con mi hija al hospital más cercano. No sobrevivieron.

Siendo un pueblo pequeño, las noticias se difundieron en muy poco. La policía quiso ayudar, al principio, y el periódico local puso mucha atención al evento. Pero la historia nunca fue publicada y el noticiero local nunca dio seguimiento a la noticia inicial.

Durante varios meses, mi hijo Justin y yo nos quedamos en un hotel cerca de la casa de mis padres. Luego que decidiéramos regresar a casa, comencé a investigar por mí misma. En algún momento localicé a un hombre en el pueblo cercano al que le había pasado algo similar. Nos contactamos y comenzamos a hablar sobre nuestras experiencias. Él conocía a dos personas más en Nueva York, que lo llamaban de la misma manera que lo hizo mi hijo: The Rake.

Hizo falta el trabajo y la concentración de los cuatro durante dos largos años, investigando en internet y escribiendo correos para terminar con una pequeña colección que pensamos que se refieren a la criatura. Ninguna de ellas cuenta con detalles adicionales, mayor contexto o consecuencias documentadas. Un diario lo menciona en sus primeras tres páginas y nunca vuelve a mencionarlo. Un cuaderno de bitácora parece evitar explicar algo sobre el encuentro pero afirma que The Rake les ordenó abandonar su empresa. Era la última entrada del cuaderno.

Hay, de cualquier forma, varios ejemplos en los que la visita de la criatura forma o sugiere una serie de visitas anteriores y posteriores a la narrada por la persona. Muchos de los testimonios también parecen insinuar haber sido abordados de alguna forma por la criatura, incluyendo mi hija. Esto abre la interrogante, por las características de sus apariciones (con la finalidad, al parecer, de observar a alguien dormir), de si alguno de los que conformamos el equipo fueron visitados antes del encuentro que recordamos.

Instalé una videocámara digital cerca de mi cama y la dejé grabando toda la noche, cada noche, por dos semanas. Revisaría tediosamente, minuto tras minuto de mí misma, dando vueltas en la cama hasta despertar. Para el fin de la segunda semana, me había acostumbrado a ignorar los sonidos ambientales mientras recorría la grabación a 8 veces su velocidad normal.

En el primer día de la tercer semana, me pareció escuchar un sonido distinto. Al regresar a la velocidad normal, pude escuchar una voz estridente. Era The Rake. No pude escucharlo lo suficiente para siquiera intentar transcribirlo. No le he mostrado el video a nadie aún. Todo lo que sé es que lo he escuchado antes, y ahora me parece haberlo escuchado cuando estaba sentado junto a mi esposo. No recuerdo haberlo escuchado en el momento, pero la voz en la grabación me devuelve a ese momento.

Los pensamientos que debieron pasar por la cabeza de mi hija en sus últimos momentos me estremecen, duelen.

No he vuelto a ver a The Rake desde que arruinó mi vida, pero sé que ha estado en mi cuarto mientras duermo. Lo sé y temo por la noche en la que despierte y lo encuentre ahí, mirándome.

Anuncios

es un tipo algo aburrido.

2 Comment on “The Rake, en español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: