En Corona, California, hay un camino conocido por los lugareños como el camino sin final, se llama Lester Road y existe desde hace veinte años, ha sufrido varios cambios, el más importante hace unos tres años, cuando las autoridades decidieron finalmente clausurarlo y desviaron el tráfico hacia una locación más segura. Lester Road era un camino sin luces que, de acuerdo a la leyenda, se volvia eterno al ser manejado de noche.La gente solía evitar el camino, incluso de día.

Una noche, empujado por una apuesta con otros adolescentes del lugar, manejé a Lester Road. No duré ni cinco minutos. En algún momento antes de llegar a esta subida, tuve la impresión de que el camino estaba más largo que de costumbre, me desorienté. Asustado, di la media vuelta, sintiendo que si continuaba avanzando, nunca regresaría y olvidándome por completo de las burlas que me esperarían de regreso. En efecto, las autoridades decidieron clausurarlo, pero no por la inseguridad de la falta de iluminación o señales.

Lester Road da una vuelta cerrada hacia la izquierda que no está anunciada en señales. Más allá de la curva, hay una barranca, y al otro lado de la barranca, otro camino que se alinea tan bien con Lester que, visto desde la distancia y el ángulo correcto, de noche, da la impresión de que el camino continua adelante de la subida. El fondo de la barranca esta llena con los restos de docenas de carros, aún no terminan de rescatar los restos humanos.

Anuncios

2 comentarios en “Camino sin final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s